Blog

Tiempos de RESETs continuos

awards_good

Accedo a Linkedin, y veo como este 2014 se cumplirán 10 años vinculados al mundo de la publicidad y el marketing en su vertiente digital.

10 años de trabajos de ayer para hoy, 10 años de relaciones amor-odio con clientes, 10 años conociendo palabras como equipos y grupos de trabajo, y principalmente 10 años para certificar que la actitud de una persona es ese valor activo de un profesional que está por encima del propio KnowHow que pueda decir o creer tener.

Os hablo de corazón.

Trabajo en publicidad. No tengo la carrera de publicidad. Y lo poco que sé de este mundo, es porque he aprendido y compartido con todos aquellos que se han cruzado en mi camino desde Crea Formación, hasta el actual Doubleyou, ya sea como profesional dentro de agencia, como alumno en postgrados y eventos o como profesor o ponente.

No tengo un león de Cannes. Ni creo que lo vaya a tener nunca, pero realmente no importa. Una meta así dice mucho de lo que espera uno, o la agencia, de esta profesión. Os diría que tengo un SOL de ORO, para algunos un gran premio, pero para mí, lo relevante de ese premio ni es el metal, ni es el nombre… sino esa relación que nació y se construyó con los miembros del equipo que lo llevaron a cabo, que por desgracia, esa maldita enfermedad endémica de las agencias llamada rotación de personal, lo ha dejado en un equipo para el recuerdo.

La publicidad digital que soñé aplicar la descubrí gracias a R.Soto, D.Solana y X.Lorenz entre otros, y ahora que he conseguido ese gran sueño de poder dar una ponencia con uno de ellos en México, me invade esa extraña, pero ya habitual en los tiempos que vivimos, sensación de desconocimiento frente a la sobreinformación, a veces subjetiva, de esta profesión.

raulifer_danisolana

Preso de esta sensación de ansiedad que dinamita aquello en lo que uno cree, sólo la ilusión y la motivación consiguen redibujar esa forma de vida creativa que a menudo olvidamos: “recordar de dónde se viene sin saber a dónde se va”

Sin duda, en la “publi”, son tiempos de RESET continuos a nuestras pasiones e ilusiones. Y mejor que sea así, porque dichos activos, bien cuidados, son capaces de convertir aquello tan ruin que envuelve la publicidad en algo bello. Y… ¡No! No nos convierte en superhéroes, pero estoy convencido que nos hace invencibles a estas sensaciones.

Sólo vigilando estos activos podrás dejar de decir para poder hacer. RESET my friend.