Blog

Escoge educación frente instrucción

Una de las ventajas de pertenecer a la Edad Moderna es que uno puede escoger que quiere ser en su vida, dotarla de un sentido y narrar su propia historia. Antaño, no hace mucho, uno nacía campesino y solo podía aspirar a ser campesino. Nacía en la realeza y solo podía ser de la realeza. No había elección. Y eso les llevaba a todos a ser instruidos en aquello que deberían hacer toda su vida.

La elección nunca ha sido fácil, y muchas veces estamos obligados a rechazar cosas para asumir nuevas, pero ahí reside el valor de la palabra reto. Un reto podría ser “convertirme en el mejor proyecto de mi mismo” o “Girar la ruleta del aire de cambios”.  Pero, a mi simple juicio, si que hay una elección que garantiza un crecimiento personal y profesional. La elección entre ser instruido o ser educado.

Siempre cuento la misma historia aquellos que me conocen, hace unos 8 años trabajaba como responsable de Golf y Colectivos en Decathlon, hasta que vendiendo un hierro 7 a un cliente, este me propuso a la semana siguiente, si quería ser formador de informática y contar, formar y enamorar como lo hacía en los grandes almacenes  a los alumnos de su academia de informática, por entonces llamada CETI. Escogí el reto planteado, y mucho de lo que soy ahora es gracias a esa academia como formador.

Pero hay un secreto de mi éxito profesional, escogí ser educado por ellos. Era una oportunidad y no podía desaprovecharla. Me hicieron a su imagen y semejanza, y me explicaron y traspasaron todo su amor por la profesión. No solo hacíamos clases, sino que debatíamos sobre formas de hacer, de mejorar, de seguir aprendiendo. 4 años aprendiendo, y pidiendo ser educado más y más.

Lo que hicieron Victor y Manuel, jefes de CETI, a los que siempre estaré eternamente agradecido, es una cosa fundamental para crear equipos que luchen por el objetivo del proyecto empresa. Cautivar a su empleado para convertirlo en evangelizador de la empresa. Enamorarlo para que enamore. Darle un sentido a su trabajo más allá de lo funcional. Y es esto, a mi simple juicio, lo que debes transmitir como jefe o lo que debes buscar como profesional. Solo así, se construye a mi parecer, un buen profesional y/o una buena sinergía de equipo. Debes pensar “Trabajo pero soy recompensado con conocimiento”, y eso no se refiere, a pagar un curso de formación, en mi paso como formador en CETI, lo adquirido no podía ser aprendido en ningún curso ni postgrado.

Es importante…

No puedes ser un buen panadero, si tu maestro solo te instruye, si solo te traspasa la receta de fabricación del pan. Lo sabes, el pan o cualquier proyecto tiene una masa de conocimiento, una harina de motivación continua donde se le da forma, un tiempo de horneado de experiencia y un punto de sal de secretos de la profesión.

Escoge, ser educado por lo que te rodea. Una reto sin educación, es como visitar un excelente país, y verlo desde el objetivo de la cámara de vídeo. Muy diferente, ¿verdad?

Escoge, ser educado y aprender!